premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel – 2018

El premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel – 2018 fue dividido equitativamente entre William D. Nordhaus por la integración del cambio climático dentro de los análisis macroeconómicos de largo plazo y Paul M. Romer por ligar las innovaciones tecnológicas y sus repercusiones al análisis macroeconómico de largo plazo.

Estos dos personajes han desarrollado importantes métodos para solucionar las preguntas más básicas pero apremiantes del mundo contemporáneo sobre como crear un crecimiento económico a largo plazo que sea sustentable y manejable.

En su fundamento, la economía se encarga del manejo y administración de los recursos escasos. En la práctica, la naturaleza es quien presenta las principales restricciones a un crecimiento económico sostenido y es el conocimiento económico es el que se encarga de identificar cómo se debe manejar estas restricciones. Los laureados con el premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en memoria de Alfred Nobel de este año, William Nordhaus y Paul Romer han ampliado significativamente el espectro del análisis macroeconómico al construir modelos que explican como la economía y los mercados interactúan con la naturaleza y el conocimiento.

  1. Nordhaus y el cambio climático:

Los hallazgos de William Nordhaus hacen un aporte al entendimiento de las relaciones existentes entre las sociedades humanas y la naturaleza. Nordhaus inició sus estudios en esta temática en los años 70 dejándose llevar por sus preocupaciones respecto a la relación existente entre la combustión de los combustibles fósiles y el calentamiento global. Para mediados de los años 90, fue la primera persona en desarrollar un sistema o modelo de evaluación integrado de carácter cuantitativo que describe la interacción entre la economía y el cambio climático.

Sus teorías hacen uso del conocimiento de varias ciencias y áreas del conocimiento como la física y la química que, combinados con la economía, demuestran como la economía y el cambio climático evolucionan de manera paralela.

Este modelo es actualmente utilizado para examinar las consecuencias de las políticas climáticas como los impuestos a las emisiones de carbono.

  1. Romer y el cambio tecnológico:

Romer se encarga de demostrar como el conocimiento en distintas áreas puede funcionar como el precursor del crecimiento económico. Investigaciones macroeconómicas previas han demostrado como, la innovación tecnológica, es el primer precursor para el crecimiento económico. El importante trabajo de Romer ha solucionado uno de los problemas más apremiantes de esta relación, cómo las decisiones económicas y las condiciones del mercado determinan la creación de nuevas tecnologías.

Paul Romer ha logrado demostrar como las fuerzas económicas gobiernan los ánimos de las diferentes empresas y firmas para generar constantes ideas e innovaciones tecnológicas.

Los estudios de Romer fueron publicados en 1990, condensan la que en la actualidad es conocida como la “teoría del crecimiento endógeno” la cual es práctica y teórica y explica como las ideas, si bien son bienes, son diferentes a estos y requieren condiciones distintas para prosperar en el mercado.

Las contribuciones de los anteriores galardonados son metodológicas, las cuales nos ayudan con conceptos básicos en temáticas tan complicadas como el cambio climático y el desarrollo tecnológico, facilitando el camino hacia un crecimiento económico global sustentable y próspero.

 

Fuente: Página oficial - Premios Nobel.

Enlace: https://www.nobelprize.org/prizes/economics/2018/summary/