Arabia Saudí pide reducir la producción mundial en un millón de barriles de crudo por día.

El ministro de Energía saudí, Jaled al Faleh, aseguró este lunes (12.11.2018) que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados han acordado reducir el suministro de petróleo en 2019 en aproximadamente un millón de barriles al día para equilibrar el mercado.

"Los análisis técnicos que revisamos ayer nos muestran que necesitamos una reducción de aproximadamente un millón de barriles al día para equilibrar el mercado", dijo el titular en una conferencia en Abu Dabi, según el canal saudí Al Arabiya.

El domingo, Faleh había anunciado que el reino saudita reducirá su propia producción, al margen de un encuentro de un comité de ministros que monitorea la producción de petróleo de los mayores productores, entre ellos Rusia y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Eso tendría como consecuencia, en diciembre de 2018, una disminución de las exportaciones de 500.000 barriles por día, en relación a noviembre.

"La OPEP podría necesitar recortar su producción, porque los mercados petroleros podrían ser testigos de un exceso de oferta el próximo año", señaló al Faleh.

Pese a que no emitió una recomendación al respecto, el comité ministerial coincidió con el análisis del ministro saudí. En un comunicado, dijo que esperaba que la producción mundial de crudo aumentara en 2019 y que la ralentización del crecimiento global podría afectar a la demanda.

Oferta mundial de crudo, reducida en un 0,5 por ciento

Previo al encuentro de los 25 países de la OPEP y no OPEP el 6 y 7 de diciembre en Viena, expertos técnicos analizarán los posibles escenarios en relación a "las opciones sobre nuevos ajustes a la producción en 2019, que podrían requerir nuevas estrategias para equilibrar el mercado", añadió el comité.

El recorte anunciado por los saudíes reducirá la oferta global de crudo en casi 0,5 por ciento, según información de la OPEP. En octubre, Arabia Saudí incrementó su producción de petróleo en alrededor de 10,7 millones de barriles por día, en comparación con los 9,9 millones de mayo.

La reunión de hoy se dio en el marco de una caída de los precios del crudo, que renovó el temor al derrumbe de 2014.

En los últimos meses el presidente estadounidense, Donald Trump, presionó a los productores de crudo como Arabia Saudí para que aumenten su producción para mantener los precios bajos.

Trump consideró que, debido a su campaña contra Irán, que incluye nuevas sanciones, habrá menos petróleo disponible en los mercados globales.

Por eso convocó a la OPEP a compensar la diferencia. De todas formas, los temores sobre una posible falta de suministro se disiparon después de que Washington anunciara la semana pasada que permitirá a varios países, entre ellos China, Japón, India y Corea del Sur, que sigan comprando crudo iraní pese al embargo. Irán es un rival regional de Arabia Saudí y ambos son miembros de la OPEP.

 

Fuente: Deutsche Welle

Enlace: Arabia Saudí pide reducir la producción mundial en un millón de barriles de crudo por día